El Coronel Sanders patentó en 1940 la receta de su pollo frito, que se mantiene bajo secreto. Se sabe que se utilizan once especias y aromas distintos mezcladas con la harina, pero se desconocen todos los condimentos empleados. Existe una hoja con la receta original firmada por el propio Sanders que fue custodiada en una caja fuerte de la sede de KFC en Louisville. Sólo dos ejecutivos de la empresa tienen acceso a ella, y sus nombres no han sido revelados por razones de seguridad.

About these ads